« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Santiago 2017
Verano 2018
Campus Invierno 2017
Fotografías
Noticias
Fotos Campus

01/10/2012 | NotiHuevo

BASQUET / RUSIA

Huevo a la rusa

Oscar Sánchez está viviendo la intimidad de uno del CSKA de Moscú. Ettore Messina, ex asistente de los Lakers, lo invitó a ver desde adentro el trabajo. “Cada día quiero aprender”, contó.
Huevo en el vestuario del CSKA.
Huevo en el vestuario del CSKA.
Julián Mozo. Oscar Sánchez siempre fue inquieto y quiso aprender más. Por eso nunca se conformó y todos los años se armó un viaje para ver desde adentro a los mejores. Lo hizo desde 1980, cuando estuvo 30 días conviviendo en cuatro universidades de Estados Unidos. Y ya nunca dejó de invertir, sin importar el prestigio acumulado en su país. Hoy, a las 53 años, lo sigue haciendo. Su nueva aventura es Rusia, previo paso por Zaragoza para ver la final de la Supercopa entre el Real Madrid y Barcelona. Gracias a la amistad que tiene con uno de los mejores técnico FIBA, el italiano Ettore Messina, ex asistente de los Lakers, el Huevo vive por estos días el trabajo de uno de los mejores equipos de Europa, el CSKA de Moscú (campeón de Europa en el 2006 y 2008).

Una experiencia de lujo. “Ahora no estoy dirigiendo, pero soy un entrenador de raza que ama aprender y es lo que estoy haciendo acá. Me gusta capacitarme y en este caso tengo el lujo de hacerlo con uno de los mejores técnicos, que además es un formador. Y lo segundo es conocer la escuela rusa en su interior, ver cómo trabaja y se entrenan”, le explica a Olé desde Moscú. Messina, que viene de codearse con Kobe Bryant en los Lakers, le abrió las puertas de su nuevo desafío. “Lo sigo desde el 92 y luego me hice más cercano cuando dirgió a Manu en Italia. Es tan generoso que me invitó sin problemas”, cuenta luego de ver el triunfazo del CSKA sobre el Zalgiris Kaunas en el último segundo.

-¿Qué es lo que te sorprendió más?

-A nivel trabajo, lo que más me sorprendió es la importancia que le dan a cada entrenamiento y la gran participación que le da Ettore a sus asistentes. El cuerpo técnico trabaja ocho o nueve horas diarias y los detalles de Ettore son una marca registrada.

-¿Y en el juego?

-La velocidad de ejecucion con y sin balón. Y el valor y respeto que se le da a la pelota. Prácticamente no cometen pérdidas.

-¿Cómo valorás la experiencia?

-La califico como apasionante, debido a que comparto toda la intimidad del equipo, desde las 9 de la mañana que vienen al club y preparan la práctica hasta que se quedan 50 minutos extra trabajando individualmente luego de haber finalizado el segundo entrenamiento. Todo, en realidad, es aprendizaje y un nuevo lujo que doy. Soy un convencido que uno siempre debe seguir aprendiendo y por eso estoy acá...
Huevo Sánchez - Campus Santiango de Chile 2017
Campus Santiango de Chile 2017
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados