« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Santiago 2017
Verano 2018
Campus Invierno 2017
Fotografías
Noticias
Fotos Campus

10/12/2008 | NotiBoca

LIGA NACIONAL: OSCAR SANCHEZ

“Ya no tenía mi fuego interior”

Sánchez ratificó ayer lo que adelantó Olé y se fue de Boca. “Fue el día más triste de mi carrera”, aseguró.
“Ya no tenía mi fuego interior”
“Ya no tenía mi fuego interior”
Me voy, no puedo más... Estoy quebrado y no quiero ser un obstáculo“. Con lágrimas en los ojos, en una reunión realizada ayer a la mañana con su agente Carlos Raffaelli, y el directivo Alejandro Vaccaro, Oscar Sánchez ratificó el por qué de la renuncia presentada minutos después de la derrota con Independiente (N) y que Olé adelantó ayer. ”Tanto esperé para dirigir a un club como Boca y me voy así... Fue el día más triste de mi carrera“, dijo en referencia al lunes. Vaccaro agradeció. ”Tuvo un gesto poco común, muy digno y de gran altura. Se pierde de ganar mucho dinero pero no nos puso ninguna traba“, contó el presidente del básquet xeneize.

El técnico, todavía golpeado, hizo las valijas y dejó su departamento de Puerto Madero rumbo a Mar del Plata para estar en el acto de graduación de su hija. ”Toda la gente con la que hablé me decía que siguiera, que faltaban 27 fechas y los playoffs... Incluso la dirigencia me apoyaba, pero yo estoy vacío, sin mi fuego interior... Y así no puedo“, explicó Oscar. -¿No veías compromiso de los jugadores, que pudieran darlo vuelta?

-La relación no era mala... Yo traté de enseñar, de hablar cada día, pero evidentemente mi mensaje no llegó. Y eso es mi responsabilidad, sin dudas.

Sánchez sabe que hay justificativos para esta mala campaña pero, fiel a su estilo, no le importan. ”Esto comenzó mal parido, con la lesión de Espil, luego la de Edwards, Legaria y ahora la de Calvi. Pero no quiero poner excusas. Me tocó perder y debo aceptarlo. Nunca me pasó algo así desde que dirijo hace 35 años, pero no quiero que piensen que estoy robando la plata. Boca es un lujo, me dio todo y no quiero ser un obstáculo“, finalizó.

Su llama se apagó y se fue. Pero con grandeza.

Los motivos que lo dejaron sin energía

Hoy se levantará en su casa de Mardel, al lado de sus hijos y esposa, y será otro hombre, ya sin la pesada mochila de ser protagonista de la peor campaña de la historia xeneize. El Huevo la pasó mal en los últimos meses. Una serie de hechos que dejaron vacío, sin ganas de pelear, a un hombre que siempre rebosó de energía y fue un luchador. ”Todo nació mal parido“, dice, con razón. Espil tuvo, a los 40 años, la primera gran lesión de su carrera. Justo en Boca. Luego llegaron las de Edwards, Legaria, Calvi y los habituales dolores estomacales de Gaby Fernández. De los 28 partidos, sólo un puñado jugaron todos. El equipo nunca encontró química y Sánchez intentó de todo. Su exigencia y obsesión parecen haberle jugado en contra. Jugadores, por lo bajo, se quejaban. Así se armó una bola de nieve que, fogoneada por influencias externas e internas de partes sin escrúpulos, no se pudo parar. Todo eso, doloroso para él, le fue apagando su fuego interior. Algunos insultos descarnados terminaron de asfixiarlo. Huevo, un profesional y hombre de bien, no pudo digerirlo y se fue. Sin culpar a nadie, haciéndose responsable, pese a que no es el único...
Huevo Sánchez - Campus de Verano 2018
Campus de Verano 2018
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados