« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Santiago 2017
Verano 2018
Campus Invierno 2017
Fotografías
Noticias
Fotos Campus

18/08/2016 | Notas de opinión

Análisis de lo que fue y tendría que ser nuestro futuro trabajo

Después de ver lo que fue el desarrollo del equipo nacional durante su participación en los Juegos Olímpicos, podemos sacar la conclusión que se hizo todo para no defraudar y lograr el primer objetivo, que fue el de estar en Cuartos de final. Se logró con creces y con los que considero fueron sus principales argumentos que detallo a continuación:

Colectivamente fue un equipo que nunca se rindió antes la adversidad. Sucedió con Brasil ganando un partido increíble y con equipos como Lituania que parecían que eran más, pero en resultado siempre estuvimos ahí. ¿Cómo? Con enorme corazón, destellos individuales y actuaciones sobresalientes de Chapu y Campazzo, como los más inquietantes en ofensiva.

No tuvimos, a decir verdad, entidad de juego. Se jugó arrítmico, como es en la formación inicial en cuanto a los físicos. Su base es explosivo, valiente y juega mejor a una misma velocidad; su relevo es un base que como objetivo tiene atacar el cesto. Quienes los rodeaban, manejaban otro ritmo atlético y quizás no coincidían en química de conjunto.

Como aspecto negativo, el equipo sufrió no tener un pívot bajo, ese que pide el balón y atrae una doble marca (como antes lo era el gran Scola), o que por lo menos logre que la defensa del perímetro gire su cabeza mirando atrás y no siempre presionando tiros de frente. No lo tuvimos.

A Scola no se le puede pedir más de lo que hizo. Ya su juego cambió. Juega como lo hizo en Toronto: más lejos del cesto… y quizás íntimamente extrañó horrores al gran Prigioni.

No es que Facundo (para mí el mejor de Argentina, junto con Chapu) no sea el ideal. Él es una base moderno, pero no tiene el pase como cualidad en primera opción para alimentar al resto.

Luego los relevos intentaron suplir esos minutos de descanso de los líderes. No lo hicieron mal, pero no inquietaron... Son hoy más de roll y mal no lo hacen...

Ahora bien, ¿cómo sigue esto y cuáles serán los nuevos y apasionantes desafíos que tendrá la CABB en sus planes de altas competencia?

Primero, asumir la realidad. Hoy en Formativas estamos sin grandes resultados, tanto en Sub 17 y Sub 18 -en la cual no hemos clasificado para un Mundial-, y en las otras estamos entre los puesto 12 a 14 en los últimos 5 años.

Aclaro: no responsabilizo a los entrenadores, ellos toman lo que todos intentamos enseñar en clubes que son la base de nuestras selecciones.

Si sugiero que la CABB, de una vez por todas, no viva cambiando nombres de conductores en estas categorías. Y pido, así también, un líder deportivo que lleve adelante este plan a futuro en forma constante.

Consensuar es lo primero que se debería hacer para formar un grupo de trabajo que tenga como objetivo, entre 6 y 8 años, intentar buscar jugadores que en la actualidad no poseemos.

Lo ideal sería que el cuerpo técnico se rodease de un buen psicólogo, buenos entrenadores atléticos y hasta una bailarina que enseñe a bailar (a coordinar), y luego hacer detección de físicos con tendencias de 2.08 a 2,12 (como dije, de acá a 6 años) con 14-15 de edad.
Una vez conformado el cuerpo técnico definitivo y detectado el material, trabajar no una vez por mes un fin de semana... sino que sean objetivos de política deportiva en un centro de alto rendimiento como lo tiene Francia o la misma Australia, y durante 5 horas diarias -más estudio, trabajar en forma constante con gente idónea. NO HAY SECRETOS.

Hoy no hemos podido reemplazar a Oberto, ese 5 que juegue dentro, que por favorrrrr no sea versátil, ¡que sea PÍVOT! No pretendamos sacar un Gasol, pero si uno que coma CARNE CON SANGRE Y QUE SEPA TOMAR UNA POSICIÓN Y UN PEQUEÑO SEMIGANCHO, LANZAR Y LISTO...

Basta de convivir con el exceso del pick and roll, con esa sobredosis de continuaciones... se necesita URGENTE UN JUGADOR DE ESPALDA AL CESTO!!!

No pretendamos que salga un Ginóbili ya, o un Scola, por que éstos coincidieron con su cabeza además de juego en competitividad e intelectualidad, pero sí vayamos primero buscando lo que hace tiempo no tenemos en calidad para que a futuro sea todo tan natural y tan lindo como lo hemos visto en esta enorme Generación.

Da para mucho más, pero honestamente no quiero ser tan pesado, solo dar humildemente mis opinión de lo que fue y lo que tendría que ser a futuro.

Huevo Sánchez - Campus de Verano 2018
Campus de Verano 2018
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados