« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Santiago 2017
Verano 2018
Campus Invierno 2017
Fotografías
Noticias
Fotos Campus

04/10/2015 | Notas de opinión

BASQUET / NBA

El Manu que veremos

El entrenador Oscar Sánchez pasó varios días en el campus de entrenamiento de San Antonio Spurs, en la etapa preparatoria de cara a la 15/16. Y analiza en exclusiva para Olé los cambios en el juego de Manu Ginóbili a través de carrera y qué tipo de jugador veremos en esta temporada.
Manu Ginóbili encara la que podría ser su última temporada en la NBA.
Manu Ginóbili encara la que podría ser su última temporada en la NBA.
Por: Oscar Huevo Sánchez.

Hay jugadores de básquetbol que son muy buenos en el aire por dominio de su cuerpo, plasticidad y salto. Otros son buenos en el piso, con gran lectura, haciendo buenos a los demás e interpretando el juego como un creador y entrenador. Por eso, en esa gloriosa época de los 80, se decía que Jordan en el aire y Magic en el piso eran los mejores.

Bueno... Emanuel es una excepción. Su juego del 2002 de Indianápolis o en el 2005 durante las NBA final frente a Detroit ya no está. En esa época era un fuera de serie en el aire. Obviamente por cuestiones netamente biológicas ya no veremos su plasticidad y culminación en volcada, salvo algunas veces. Hoy su primer paso y su definición al aro ya no son las mismas.

Pero claro, él fue un diferente no solo por su cuerpo de jugador de raza blanca, sino que marcó la diferencia con su cabeza. En el piso siempre demostró ser un distinto. Es de los pocos que faltando 5 segundos de posesión le pasa el balón al que quiere, asistiendo al mejor lanzador del equipo. No es como muchos que se la pasan al que pueden.

Ahora, en el rendimiento general, su velocidad mental disimula lo atlético.

En la actualidad está para eso, para salir por momentos de un pick and roll alto, para revertir fuerte el balón al córner, para romper y descargar, para enfatizar su tiro largo de los tres puntos con mejoría de porcentaje y penetrar y realizar la tan necesaria flotadora contra los grandes. Así, de esa manera, reemplaza la falta de piernas para jugar sobre el aro como siempre lo hizo.

Su mentalidad, inteligencia, su forma de vida, su dieta sana son los argumentos que hoy tiene Emanuel para prolongar su carrera y ser útil esos 20 minutos en los que Popovich lo pondrá para dar ese salto de calidad de juego al equipo texano. Por eso hoy, sin ese salto y movimiento neuromuscular, sigue siendo un jugador importante dentro de un equipo de punta en la mejor liga del mundo.

A entrenar Emanuel! Tus porcentajes y la flotadora, más la innata sabiduría te darán un año de productividad para el bien de esta maravillosa franquicia.

Especial para Olé

Huevo Sánchez - Campus de Verano 2018
Campus de Verano 2018
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados