« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Contacto
Campus Invierno 2021
Campus de Bases 2021
Fotografías
Noticias
Fotos Campus
Campus en el Recuerdo
Noticias
Notas de opinión

Mar del Plata, 20/05/2005 | Notas de opinión

Tranqui... todo llega. No se apuren...

Estos ultimos años del básquetbol argentino han sido maravillosos a nivel colectivo en competencias internacionales y de grandes perfomances individuales en Europa y los Estados Unidos. Es tan grande la repercusión que ha generado, que los jóvenes se han puesto como objetivo buscar el club que les de la posibilidad de jugar en nuestra liga y tambien soñar con la llegada a un nivel superior de competencia. Son muchos los buscadores de talento que hay ahora en nuestro pais y del exterior. Ven ya nuestro territorio y el semillero argentino como gran mercado.

Todos de alguna u otra manera quieren alcanzar el nivel de juego y competencia de los Manu-Oberto, Chapu-Scola, etc..

Esto ha provocado un excesivo interes en chicos que con apenas 13 ó 14 años buscan una posibilidad en algún club que organice campus de reclutamiento o que directamente los lleve a jugar en divisones formativas para tener mayores posibilidades en clubes de liga.

Me hablan, me escriben a diario, es por eso mi preocupación por el tema.

En mi experiencia como entrenador he tenido la posibilidad de seguir emulando a quienes fueron los pioneros en este tipo de reclutamientos, A nivel de clubes fue Ferro de Buenos Aires quien mediante Najnudel (todo un adelantado) iniciaron este tipo de trabajos con jóvenes.

Logre hacer lo mismo en Quilmes de Mar del Plata, llevando al Sepo Ginobili, Leandro Ginobili y al tirador formoseño Mario Romay. Todos ellos con 17 y 18 de edad..

En Andino de La Rioja, llevé a Manu Ginóbili y a Pancho Jasen con la misma edad que los anteriores.

Por lo que pasó después se puede comprobar que la gran mayoria de ellos han logrado jugar profesionalmente en distintos niveles y no fue tarde.

Todos los mencionados fueron educados por sus padres y con tutores luego al llegar al club que los reclutó (en este caso Quilmes y Andino) para el control de su vida privada y estudios. Ayer y hoy tenían un idolo para imitar, trataron siempre de emular gestos y actitudes de quienes sobresalian en niveles superiores.

Por eso muchas veces predico que en nuestro país, a veces el idolo no va acompañado de la persona. Esto de de vital importancia en nuestros referentes.

Hoy ya todo cambió, la mayoria que están siendo seleccionados en distintos clubes de liga, no tienen a pleno sus estudios secundarios. Es más muchos ya lo dejaron.

Es por eso que quizás se piense en un sentido mas egoísta como padre, en no permitir que nuestros hijos salgan de nuestros hogares con apenas 13-14 años.

Mi experiencia indica que al ser educados en un ambiente familiar un joven está preparado a los 17 y 18 años para llegar a demostrar su talento.

Es una estupidez en decir como padre “no quiero cortarle la carrera” . Nada de eso es cierto. Si es idóneo tarde o temprano será considerado.

No veo correcto en jóvenes de tan corta edad salir, y por condiciones que no estan a la altura de las circunstancias convivan en departamentos con jugadores mayores en edad. Obviamente que no tienen los mismos hábitos y por lo tanto emulan situaciones diferentes a la que su edad merece.

Vivir en una casa con una familia a cargo, que controle sus estudios, su alimentación y su rutina diaria es tan esencial para llegar a jugar a gran nivel como la altura...

Tranqui, todo llega. No se apuren y quemen etapas...
Huevo Sánchez - Campus de Invierno 2021
Campus de Invierno 2021
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados