« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Santiago 2017
Verano 2018
Campus Invierno 2017
Fotografías
Noticias
Fotos Campus

29/05/2017 | NBA

Oscar Sánchez Entrenador de básquet * * Dirigió a Quilmes, Boca y Atenas en la Liga Nacional. Escribirá sobre las finales de la NBA para Clarín.

Michael Jordan o LeBron James: ahora es posible la comparación

Su Majestad o El Rey. La figura de Cleveland Cavaliers ya convirtió más puntos en playoffs que la estrella de Chicago Bulls. Qué tienen uno y otro para ser el mejor.

En estos días, después de que LeBron James superara a Michael Jordan en cantidad de puntos anotados durante los playoffs resurgió una comparación hasta “ayer” imposible: Jordan o LeBron.

Al monstruo de Chicago lo examiné a fondo cuando realicé la cobertura de la definición Chicago Bulls-Utah Jazz en 1998 para el diario Olé.

A James lo seguí cuando su fiereza despuntaba para llevar a Cleveland Cavaliers hasta la final de 2007, que perdió contra los San Antonio Spurs de Tim Duncan, Tony Parker y Manu Ginóbili. En los 80/90 mandaban los Bulls

de Jordan. Analizando su mítica ofensiva triangular, diseñada por el entrenador Phil Jackson, lo excluyente era poner el balón en el poste medio y desde allí jugar… Recuerdo que entonces no existían las constantes transiciones, a excepción de Los Angeles Lakers. Era más ese juego de un cuarto de campo. Los espacios se achicaban. Tampoco existía la figura del 4 (ala pivote) con tiro abierto, como hoy Kevin Love en los Cavs, que te permite el espacio en beneficio de tu uno contra uno, al no permitir las ayudas...

El genial Air convivía con menos ruta para su desequilibrio… Faltándole el respeto a la gravedad, decidía mientras diseñaba en el cielo. Su juego en espacios reducidos, su eficaz tiro, apoyándose en su hombro izquierdo y arqueándose hacia atrás, su mentalidad (casi) infalible en los cie-

rres, potenciaban a los suyos y desequilibraba a ajenos.

Su Majestad MJ, siendo el jugador más desequilibrante del mundo, formaba parte del mejor quinteto inicial defensivo. El desgaste que le provocaba al oponente, su velocidad de manos y su fortaleza armaban una defensa en bloque junto a Scottie Pippen, Ronald Harper y Dennis Rodman muy dura de traspasar. Los seis títulos (cifra escalofriante) coronan el legado del hombre que caminaba (e inventaba) en el aire y brilló hasta los 40 años.

A LeBron (32 años) lo vi debutar en finales, sin argumentos de campeón aún, ante unos Spurs que barrieron a los primeros Cavs con un Bruce Bowen que desnudó al novato James, cerrándole su andarivel derecho, por donde LeBron fluye.

Vaya si cambió el panorama del bestial atleta de 2,03 y 120 kilos. Los números y la ascendencia absoluta de este todoterreno subieron. Mejoró en cada casillero estadístico: rebotea como un grande, driblea como un alero pequeño, lanza como un dos tirador de larga distancia con ventaja física, se postea y asiste con cabeza de base. Lanzado en velocidad es como si te encarara una manada de búfalos, un verdadero animal. El Rey, involucra a sus compañeros, que aprovechan el desequilibrio en velocidad y potencia que él genera. Ah, ¡también mete tapones!

Esto es lo que he visto de ellos, lo que uno mira desde el living de casa o cuando tiene la suerte de acercarse al planeta NBA. El aficionado al básquet puede quedarse con uno u otro, con la certeza de que verlos ha sido y es un placer.

Huevo Sánchez - Campus Santiango de Chile 2017
Campus Santiango de Chile 2017
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados