« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Campus Verano 2019
Campus Invierno 2018
Fotografías
Noticias
Fotos Campus
Campus en el Recuerdo

25/08/2006 | Mundial Japón 2006

Otra mentalidad

Argentina gana sus juegos porque sabe cerrarlos. Y eso es una gran ventaja en los partidos clave.
OSCAR SANCHEZ. Entrenador de Quilmes. Hubo un cambio de estilo desde el inicio de la preparación hasta hoy. Argentina dejó de ser un equipo sin control de balón, para que todo funcione a través de la defensa y, bajo el mando de Pepe Sánchez, el juego más estacionado.

Se dieron cuenta de que, aunque se defienda, el triple a la carrera era un arma sin sentimiento argentino. Lo nuestro es la jerarquía del conjunto.

Los equipos que más nos costaron fueron aquellos que nos defendieron en zona, pero con capacidad atlética (Francia y, por momentos, Nigeria). Pero, a partir de la sólida tarea defensiva, no se sufrieron esos errores de ataque. El perímetro es cada vez más desequilibrante, no sólo por Manu y Chapu, ya que Herrmann desequilibra (a veces sale del espíritu de conjunto) y Delfino mostró que sus rachas son de temer.

Está definida la primera opción interior: Scola ya es un jugador totalmente completo en la posición del 4-5 y Fabricio pasó a ser el obrero de la Selección. Por su parte, Manu y Chapu supieron encontrar sus momentos para lanzar y pasar.

El mayor problema en ataque es no haber encontrado aún al segundo armador. Pepe está cada vez más tiempo en cancha y absorbe mucho el balón. Prigioni está sin confianza y se le nota cuando toma tiros de afuera. La ofensiva contra la zona se puede mejorar. Se deben cambiar puestos y nombres para atacarla. Quienes mejor están lanzando son Chapu, Delfino y Herrmann (todos lo hacen bien a pie firme). Ellos necesitan tiempo y espacio y no sienten tirar saliendo de un bloqueo. Manu es quien divide (penetra para juntar dos marcas y asistir a los lanzadores). También podría hacerlo Farabello porque es un gran pasador.

Los problemas defensivos fueron más de rotación que de actitud. En general, se falló en los relevos luego de un pick and roll. También se sufrió ante los equipos que presionan y buscan el rebote ofensivo (como Nigeria).

Lo que más temo es que encontremos algún equipo que nos juegue más en el poste bajo. Nuestros grandes son pocos y propensos a cometer foules. El desgaste de algunos sería peligroso, como Scola, que si saliera, dependeríamos sólo del juego exterior. El Colo, de gran actuación, es cada vez más rendidor, pero juega alejado del aro.

Más allá de lo táctico y estratégico, hay un plus a favor del equipo: no le da miedo ganar, sabe cerrar juegos y tomar las mejores decisiones. Serbia se asustó y no lo pudo definir, Brasil tampoco pudo contra Lituania.

Es muy importante la madurez de este equipo, y el hecho de contar con dos estrellas como Nocioni y Ginóbili. Eso hace que Hernández tenga con grandes ventajas sobre el resto. Ellos, al igual que toda nuestra Selección, son diferentes. Y no sólo en juego, también en mentalidad.
Huevo Sánchez - Campus de Verano 2019
Campus de Verano 2019
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados