« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Campus de Bases 2018
Santiago 2018
Campus Invierno 2018
Fotografías
Noticias
Fotos Campus

Puerto Madryn, 28/03/2006 | Entrevistas

Deportes

El “Huevo” Sánchez de punta a punta

Se tomará un tiempo para contestar si continúa en Deportivo Madryn, pero reinvindica a la dirigencia aurinegra mientras sueña con dirigir en Europa o un equipo para ser campeón de la Liga. Habla de su familia y cómo fue la temporada. Oscar Sánchez en cuerpo y alma.
Por Sergio Avendaño. Lunes a la mañana. Recién levantado después de una larga noche de insomnio post finalización de la temporada el carismático, obsesivo y verborrágico entrenador bahiense Oscar “Huevo” Sánchez se tomó un par de horas para desgranar sus sensaciones del día después y analizar la temporada. La charla, mate de por medio, transitó otros carriles paralelos a la campaña en sí. Su particular relación con los árbitros, su anhelo de dirigir en Europa o a un equipo con pretensiones de campeonato, la reivindicación a los dirigentes de Deportivo Madryn o su incetidumbre sobre su permanencia en la ciudad son algunos de los temas conversados.
Un Huevo legítimo, auténtico, despojado del casete.
¿Cómo es el día después?
Anoche (por el domingo) cuando intentaba dormirme hablaba solo (se ríe) y me decía: Cumplí, mal o bien, pero el trabajo lo hice. El objetivo final lo logramos aunque por dentro yo quería ganar un poco más. El día después es estar un poco más distendido, razonar las cosas que se hicieron bien, las que se hicieron mal. Algunas situaciones que pasaron, charlar y estar con los amigos.

¿Se podía un poco más?
Creo que en básquet todo se puede. Esta es una Liga en la que nadie te asegura nada. El 12 le puede ganar al 5. Es una Liga que aparecía como muy fuerte y terminó un poco devaluada. Ya sea por la partida de muchos extranjeros o por conformismo, por lo que sea, hoy con un buen playoffs podés llegar arriba rápidamente.

¿Por qué no se pudo?
Los playoffs son un campeonato aparte. Nosotros no tuvimos resto para llegar ahí. No tuvimos cierres y tuvimos un gran problema, más allá del juego, de efectividad. Fuimos últimos en efectividad de cancha (tiros de dos y tres puntos) y esto a la larga se siente. Vos tenés más limitaciones, sumado a eso tuvimos algunos problemas de rebotes y todo lo que logramos fue a base de la defensa y con eso solo es difícil llegar.

“Todo se hizo más difícil”
Coincidió la ida de Acosta con la merma individual y lesión de Dentis y la merma de Mike Robinson. Algunos jugadores subieron, como Moya, Treise, Maciel o Fabio en los pocos minutos que jugó. Sureda hizo su trabajo. A nivel de equipo nos costaba todo mucho y al no tener un desequlibrio individual todo se hizo más difícil.

“No teníamos plata para nada”
No debemos olvidarnos de los inicios de esta campaña. No teníamos plata para contratar un utilero. Esa era la realidad. Me adapté y asumí el desafío. Pero con las cartas sobre la mesa. No me arrepiento para nada de haber asumido este desafío. Para nada, porque para mí fue una experiencia impresionante como entrenador, más allá de lo que sufrí, porque tuve demasiado exceso de responsabilidad. Tenía que dejar al Club en la A. Con una ciudad como Puerto Madryn, un estadio como el Nuevo Palacio, una franquicia en la A y una nueva dirigencia yo no podía irme al descenso. Hubiese sido terrible. Nunca hubiese estado tranquilo con mi conciencia.

¿Pensaste en renunciar en algún momento?
Mirá vos, lo más grande que me pasó como técnico este año, si hay algo positivo para mi carrera es que no renuncié. Puse los huevos en el momento que Comodoro nos sacó 28 puntos después que dos jugadores tuvieron problemas en un boliche. Ese día nos salvó Moldú porque nos tendrían que haber matado a trompadas a todos. Ese era momento para irme. Toda mi familia quería que me vaya, menos mis hijos quienes dijeron: “no, tenés que poner los huevos y estar ahí”. Yo también estaba convencido de ello y por eso seguí.

¿Algún jugador te defraudó?
Se toma varios segundos, piensa la respuesta y dice...”Pensaba que Mike (Robinson) nos iba a dar más. Sus compañeros, aunque no lo digan, son quienes quedaron más disconformes porque este era el jugador que ellos querían y soñaban para el equipo. Mike era el 3/4 ideal para el equipo y por eso lo esperamos hasta el final. Me parece que el click se produjo en el Juego de las Estrellas. Allí se enteró de lo que ganaban los restantes extranjeros y comenzó a hablar más de lo que jugó y sonó...
¿Cuáles fueron los jugadores de Madryn que más evolucionaron?
Treise. Me parece que Jony pegó un salto muy importante. Fue mi jugador franquicia, fue el que promedió más minutos de juego. Pero no coincido en algunas cosas. Me hubiese gustado que Jony hubiese metido 7 asistencias por juego y no 7 triples. Considerado que el base debe hacer jugar. Él tiene talento y velocidad pero tiene que mejorar su carácter (a veces se saca) y debe atacar el aro.

¿Puede mejorar sus carencias?
El rompimiento (atacar el aro) lo tiene que adquirir. Es más fácil que adquiera mayor fuerza física pero el resto deberá adquirirlo con experiencia. El problema que veo es que no sé si ser base es su sentimiento. Es difícil establecer hoy qué es Treise: 1 nato, 1/2 o 2/1. Me parece que se libera mucho más cuando fue de dos. Pero no lo hizo mal, tuvo partidos fantásticos, pero hay otros en los que le cuesta ordenar y controlar el juego.

“Un año sabático”

¿Has pensado en tomarte un año sabático?
Sí, claro que sí. Ahora mismo, seguro. Pero qué pasa. Ahora hablo con Marisa (su esposa) y me dice; “es un problema tuyo. Ya te dije, si nosotros podemos vivir igual. No podés vivir así. No me digas más nada. Hacé lo que quieras”. Pero no puedo, en el 96 me tomé un año sabático y me fui a Grecia a ver entrenamientos. Cuando llegué vi un partido por televisión y ya quería entrenar de nuevo. Me dan ganas de estar. En realidad, no hay cosa que me venga bien (se ríe con ganas) y de ahí la postura de mi señora. Necesito descansar pero no sé si lo haré.

“Me encanta enseñar”
Me apasiona enseñar. Una vez me lo dijo Jaime Pérez (un maestro de entrenadores): “vos ya tenés que empezar a enseñar. Ya sos profesor, no director técnico. Ahora tenés que enseñar, tener calma,” pero me traiciona el Indio porque quiero ganar.

Sus sueños
Siempre soñé con dirigir alguna vez en España para ver si puedo dirigir en ese nivel. Hoy pienso en descansar. Este mes me ofrecieron dirigir en México y Panamá, pero no me interesa. No pasa por la plata, quiero estar con mis hijos, con mi familia, quiero hacer la vida de un tipo normal. Tomar un café sin depender del reloj.

Tu señora siempre te siguió a todas partes. ¿Cuál es el límite para preservar la armonía familiar?
Y...me parece que ahora, eh (se ríe como nunca en la charla). Me parece que plantaron bandera. Sabés que me parece que plantó bandera esta chica... porque agarró y levantó campamento y dijo, bueno basta, basta. Pero bueno, me conoció con el básquetbol...

Los dirigentes
“Si nosotros hubiésemos tenido la dirigencia que yo suponía que íbamos a tener hubiésemos estado descendidos. Acá no tuvimos problemas de nada. Nosotros teníamos que jugar al básquet nada más. A principios de temporada me llamaron Atenas y Boca pero por razones familiares me tenía que quedar en Madryn. Me dije: “bueno. No voy a cobrar, cobrar‚ con derechos televisivos y soy serio candidato al descenso”. Bueno, cobré y no me fui al descenso.
Lo que te digo te lo juro por mis tres hijos: el primer mes era el día 12 y no cobramos y no entrenamos. Ahora pueden estar 25 días que yo sé que cobraré. Ni preguntamos este mes cuándo cobramos. En eso el Club dio un salto de calidad. Y no dimos otro salto de calidad en disciplina porque fuimos cornudos concientes en algunas cosas. Pero dimos la más importante y que fue trascendente para nuestro futuro.

“No sé si sigo en Deportivo Madryn”
“No es una cuestión de jugar a diez puntas o económica. Es una cuestión íntima, familiar que algunos saben y otros no. Hay algunos problemas que no pasan por mí. Yo no voy a jugar con los dirigentes, para nada. Les diré: “miren muchachos, tengo esto. Sí o no. No jugaré con el factor económico. Esta es una cuestión más familiar que económica. Creo que en 30 ó 40 días podremos tener un panorama más claro.

Equipos competitivos
“Que todos en Madryn se queden tranquilos que no dirigí‚ ningún equipo por comodidad si no es competitivo. Sólo una vez luché para arriba -con Atenas fue campeón-, ahora quiero empezar a luchar por el campeonato. Ya estoy cansado de luchar para estar en la mitad. Quiero pelearla por los primeros puestos.
“Gracias a la identidad la gente soportó la campaña que hicimos. Creo que para la próxima temporada los dirigentes tendrán que apostar a estar entre los 6 primeros porque no se si la gente aguantará otro año como este”.
Huevo Sánchez - Campus de Invierno 2018
Campus de Invierno 2018
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados