« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Campus Verano 2018
Campus Invierno 2017
Santiago 2017
Fotografías
Noticias
Fotos Campus

08/08/2013 | Campus

El Campus que faltaba

Por primera vez en la historia en Argentina se dará un Campus especializado en una función: será para los bases. Lo organiza Oscar “Huevo” Sánchez en San Fernando, Buenos Aires desde el 11 de octubre. En diálogo con Pick&Roll el técnico hace una profunda reflexión sobre la situación de los bases y ayudas en la Argentina. Imperdible como siempre para leerlo.
El Campus que faltaba
El Campus que faltaba
Pablo Tosal. Siempre es más entretenido escucharlo que leerlo. Pero ofreceremos una nota desgrabada lo más fielmente posible para llevar la esencia de lo que Huevo Sánchez siempre transmite: la pasión por este deporte.

En San Fernando desde el próximo 11 de octubre pasará algo grande, único por ser el primero en la historia en la Argentina. Serán 4 días de 7 a 8 horas de trabajo por jornada que se dividirán entre la teoría y la práctica. De acuerdo a lo que Oscar Sánchez dice esta cerrando un técnico de jerarquía internacional para aplicar el manejo de balón y el pase. El psicólogo Cesar Bernhardt dará la parte de conducción y liderazgo. Beto Martínez la parte de edición de videos que hace ya más de un año que están armando, el “Huevo” estará en la parte de técnica individual y táctica colectiva. Y finalmente está buscando cerrar con un jugador que sea referente al puesto en la historia. “Hable con Marcelo Milanesio y no me prometió absolutamente nada pero si puede ir me dijo que quiere estar en el campamento. Recién en octubre me lo puede confirmar”, confiesa el Huevo Sánchez.

- ¿Como surgió esta idea?
- Hace tres años mi amigo Carlos Morales de ESPN me invitó a realizar el campus de bases en Estados Unidos, que se dicta en el Greensboro College de Carolina del Norte, bajo la conducción de Dave Davenzo. Es para bases y ayudas, entrenadores y jugadores de 14 años en adelante. Fueron cinco días a pleno básquetbol. Después copié todo el sistema y me pareció fascinante. Yo creo que podemos hacerlo mucho más táctico también porque ahí hubo muchas horas de teoría, video y evaluaciones como exámenes individuales y entiendo que podemos mejorar la parte práctica.
Yo quería ir a Hawai, al campamento de hombres altos, pero si hago algo de eso acá me muero de hambre porque de cada 100 chicos hay un pivote en mis Campus. Es evidente que el biotipo argentino nos da para bases y ayuda base, es decir a perimetrales. Hay que distinguir que el escolta, no sabe interpretar su puesto: debe ser ayuda base, no solo tirador y definidor. En relación al biotipo que tenemos hay una carencia muy grande en ese puesto a nivel nacional.

- ¿Que percepción o filosofía tenías cuando empezaste con el primer Campus que hiciste? ¿Lo fuiste modificando con el tiempo?
- Yo siempre estuve convenido de lo que quería. Quería un campamento tecnificado. Es decir no una colonia de verano. Muchas veces en la Liga caigo pesado porque más allá de mis sistemas enseño a los jugadores a leer o enseño técnica. Y más aún cuando tenés 10 meses los jugadores evolucionan. Ese es mi estilo, cada uno construye la filosofía que quiere y no digo que la mía es la verdad. A mi me gusta a nivel de liga o formativa si tengo que hacer una defensa hombre a hombre la empiezo a construir con el gesto, luego con el paso de caída y a partir de ahí vamos con el 5 por 5. Esa es mi manera de trabajar.

- ¿Por qué abrís un campamento solo para bases? ¿Hay carencia de trabajo en los clubes? ¿No se trabaja bien en la liga nacional?
- La carencia es que en estos diez o doce años que un chico entrena termina diciéndome que deja de jugar al básquet porque no tiene altura. A veces un papá me dice: “mi hijo para el básquet no andará porque se me quedó corto en altura”. Está bien, se quedó corto ¿Pero que carajo hizo en estos 10 años?. Es decir: ¿Tiene tiro de 3 puntos?, no. ¿Tiene lateralidad? ¿puede picar tanto por izquierda como por derecha?, No. ¿Un pase gol?, ¿le cuesta leer? En relación no pasa por un problema de altura, pasa por un problema de no tener los fundamentos para jugar en el puesto. ¡Si todas las reglas actuales de FIBA están favoreciendo al ataque!. Cada vez la línea está más alejada, por ende hay cada vez más espacios entre perímetro e interior. Después de los fundamentos tenemos que hablar de la jerarquía y el liderazgo, algo que se fue perdiendo en los últimos años en el básquet argentino.
En nuestro básquet en los ´70, en los ´80 había mucha más personalidad, hoy es todo besos, son todos amigos. El líder tiene que ser el que tiene la bola en el campo de juego, el gerente. Líder era cortijo sin hablar, era Marcelo por potrero y picardía, líder era Richotti por personalidad y vértigo, líder era Cabrera por todo, el “Tola” porque tenía ascendencia sobre el resto. Se perdió la fisonomía del base de antes. Hoy el base ataca más el aro, tiene más tiro, que lo tienen que tener sino no pueden jugar, pero no tiene que apartarse de hacer buenos a los demás que esa es la finalidad del base.

- ¿Vos decís que son más individualistas los bases ahora?
- Hay de todo, son estilos. En el máximo nivel Tony Parker cuando juega bien, juega bien él, más allá que San Antonio tiene una química. Pero no es lo mismo que Nash por ejemplo, que le hace hacer goles a Clemente. Tony ataca el aro como nadie en el mundo puede hacerlo contra hombres altos, son diferentes estilos. Yo prefiero que el base sea el armador y el líder, el dos sea el ayuda base y tirador, el tres sepa jugar el uno contra uno, el cuatro jugar versátil y el cinco adentro.

- ¿Para que edad esta pensado este campamento?
- Catorce años en adelante. Aprovecho para decir que en lo posible el que no tiene fundamentos o es muy principiante no se debe anotar en este campamento. Por ahí hago mal en decirlo, pero es así, porque queremos enriquecer a los que se van proyectando como buenos armadores, ayuda base y esa es la idea del campamento. Esta pensando incluso para profesionales también. La metodología de la enseñanza es la siguiente: en psicología, que es fundamental, estará el mejor del país que es Cesar Bernhardt. Después continuaremos con la técnica individual en la teoría, ejemplo: si me decís que hay 10 manera de defender el pick and roll tiene que haber 10 maneras de atacar el pick and roll. Hoy los chicos están conviviendo con una pared y desmarque, entonces tienen que aprender que hay muchas maneras de defender de acuerdo al que lo disfruta o de acuerdo al que bloquea. Todo eso tiene que ser explicado. Después se pasa de la pizarra a las imágenes y luego de eso vamos a la cancha. Finalmente tendremos lo táctico-colectivo. Un base tiene que saber atacar un cajón y uno. Latinoamérica es muy particular, nosotros a veces todavía defendemos cajón o triángulo. Si yo le digo a los chicos como atacar una zona de ajuste tienen que saber explicarme en una hoja primero. Yo les voy a tomar una prueba como me tomaron a mi en North Carolina: como atacar una zona impar, como atacar una zona mixta, como atacar una zona presión o como jugar con el hombre alto, o como jugar con el tirador en el disfrute del stack. Todas esas cosas como un entrenador también lo tiene que saber el base.

- Es cierto, el base tiene que tener interpretación inmediata de lo que se pide
- Es que el base es el que plasma mi filosofía. Es mi gerente en la cancha. Yo no quiero que el líder sea el tirador, o el líder sea el pivote. Puede haber líderes positivos en diferentes puestos y eso es correcto, pero a mi me gusta el que tiene la pelota. Me paso en la primera liga que dirijo en 1985. En Estudiantes de Bahía contratamos a “Fefo” Ruíz. Cuando llegó hizo tres cosas muy importantes: se hizo amigo del mejor periodista radial que había en ese momento, se hizo amigo del tesorero que era el que le pagaba y pidió dormir con el base. Entonces el primer partido de los 70 y pico que hizo el equipo él anotó 58 puntos. Me faltaba un americano más y “Beto” Cabrera que era el manager del equipo me dice “Huevo necesitamos un pivote”. En ese momentos Sergio Pettorosso era muy joven, Claudio Severini también, Jorge Faggiano jugaba de alero. Y le dije “¿para que queremos un pivote... para que lo salude?”. Fefo tenía un balde puesto, el mejor tirador que yo dirigí en mi vida. Por eso le dije a Cabrera: “vamos a traer un base que yo le pueda chiflar y que juegue para el otro lado”. Y traje a Willie Scott de 1.78 mts. Cuando a Fefo se le salía la cadena, Willie jugaba para otro lado o para él mismo. Si vos tenés un base que se la pase y después desaparece el balón o no tiene rompimiento, no tiene personalidad, el equipo pierde por completo su química.

- Me voy a meter en una pregunta sensible ¿Vos crees que un base de básquetbol tiene que ser necesariamente inteligente?
- Si hay algo que tiene de bueno el básquetbol es su permanente cambio y riqueza táctica, algo que no es aprovechado por el periodismo de televisión como si sucede en el fútbol. El básquetbol no es “vamos, vamos, vamos!!”, no es arenga. O un asado y un profe de Educación física. El básquetbol FIBA es muy rico tácticamente y tiene que tener una interpretación diferente. Lo que pasa es que muchos chicos, que son base creen saber una página más que el libro. Lo he discutido el tema con Carlos Morales si base se nace o se hace. Y Carlos tenía razón, yo decía que se nace. Pero hay un caso que es paradigmático como Pablo Prigioni. Es el mejor exponente que se puede cambiar. No era un base natural. Cuando yo jugaba contra Belgrano o contra Obras lo mandaba a presionar y cuando vos mandas a presionar es porque no lo respetás. Y hoy tiene un freezer en el cerebro, tiene espejos retrovisores en los costados, ojos en la nuca y tiene una paz para jugar que tal vez con menor vértigo es el Milanesio de esta era. Entonces me parece que al base hoy se puede ayudar a formarlo.

- Me decías que al base en tu campamento especial le darán: psicología, técnica-táctica teórica y práctica ¿y fundamentos?
- Hay tres cosas que un base tiene que tener: Lo primero es liderazgo - conducción, lectura de campo y manejo de balón - pases. Todo se hace mucho más fácil para la aplicación de los fundamentos ofensivos si vos tenés manejo de la pelota. De lo contrario si tenés que progresar con dribling mirando el piso sos horrible, no podés jugar al básquet. El dominio se adquiere si estas todo el día con la pelota. Yo tuve un jugador que era Gabriel Díaz que iba tirando al aro mientras caminaba por la calle. Iba dribleando mientras llegaba al club y por eso después tenía un buen manejo de la pelota. Yo veo a veces en los clubes que los mini tienen más dominio en relación que los grandes. Porque los mini viven con la pelota y los grandes viven con el BlackBerry. Los chicos entrenan mucho y los más grande entrenan re poco. Entonces ese espacio de cadetes juveniles lo tenemos acéfalo en el básquet. Hay que ocuparse de dar charlas y mentalizarlo que los chicos tienen que entrenar más horas por día. Al menos 5 horas por día para ser un jugador diferente. Si no seguirán siendo un jugador para el básquet social.

- Entonces tienen los clubes que tener un área de formación de jugadores dedicados para ser profesionales
- Es que es así. Tienen que estar destinados a la formación. Pero tiene que haber políticas deportivas pensadas desde lo más alto, de la Confederación, con proyectos de selecciones y proyectos de clubes. Las divisiones de cadetes y juveniles tienen que estar unidos al torneo local y la Liga profesional, no pueden haber dos clubes diferentes, así no vamos a ningún lado.

- ¿Un escolta se debe anotar en un campamento de bases?
- Seguro!. Porque es para “armadores”. Es para base y ayuda base. Por ejemplo ¿Cómo se rompe una presión?. La presión es tan fácil verla de último hombre y empezar a saludar a todos desde el otro lado de la cancha!. Damela! Damela!. Hijo de puta vení acá adelante a progresar con pases cortos! Entendes? Lo hacen algunos que juegan de win derecho!. No! ayudame a subir el balón! Como hacía Pichi Campana. Él era un ayuda base natural. Emanuel Ginóbili es un polifuncional perimetral. Los jugadores con poca altura tienen que hacer muchas cosas, no específico en uno!.

- Todo esto te mantiene entretenido parece
- Estoy las 24 horas trabajando en esto. Estoy muy entusiasmado, me apasiona. Así como en principio de los 80 empecé con los Campus y no existían, y ahora hay miles, esto es inédito y quiero que salga perfecto. Además es algo distinto porque no hay tanta teoría para los jugadores, más allá de la parte psicológica que es altamente motivante. Hay que tener en cuenta que los tiempos cambiaron. Antes creíamos que una gran práctica era que todos hayan transpirado, teniendo a los pibes haciendo deslizamientos defensivos y repiqueteo y todas esas mierdas. Lo más difícil del básquet es atacar, meterla. Romper juego, destruir, anular es tan fácil. Lo más difícil es construir. En la Argentina hay una historia de grande bases, en diferentes procesos de nuestro básquetbol. Beto Cabrera fue el mejor, lejos, no existe nadie como él con la pelota en el piso. En el juego aéreo es Manu Ginóbili que te hace jugar. Pero también están Cadillac Milanesio, Richotti, Pepe Sánchez, Montecchia, Prigioni. Es decir son bases de jerarquía que marcaron una huella. Ahora es el momento de decir “no tiene que haber dos o tres bases”. Hay que formar los chicos que tienen aspiraciones y dicen “quiero jugar la NBA”, como lo dijo alguna vez Emanuel. No importa que mida 1.80 mts lo importante es que sepa jugar básquetbol.
Huevo Sánchez - Campus de Verano 2018
Campus de Verano 2018
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados