« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Campus Verano 2019
Campus Invierno 2018
Fotografías
Noticias
Fotos Campus
Campus en el Recuerdo

18/04/2011 | Básquet Plus

Gran experiencia

Jamás en mi carrera había luchado un playoff por la Permanencia y menos aún tomar un equipo último durante el torneo.
En Junín se pudo festejar el fin de una situación estresante (ligateunafoto.com)
En Junín se pudo festejar el fin de una situación estresante (ligateunafoto.com)
Oscar Huevo Sánchez. Fue bárbaro (je…porque ganamos), pero en realidad sumé algo nuevo para mi profesión de entrenador. Saber que tenés ese objetivo en un club tan grande como Boca, la responsabilidad pasa a ser superior.

Me pasó con Atenas. Al llegar y ponerse la chaqueta del Griego ya se te hace distinto todo. Es muy fuerte esa marca… también me pasa cada vez que llego a Boca (aun no siendo el 1 % de Falcioni en presión).

El Club es una marca, da prestigio como los cordobeses, pero hay que mantenerlo y saber que no podes descender al TNA.

Tomé la responsabilidad y puse objetivos generales primero y particulares luego. Por ejemplo, mi meta era preparar al equipo para los playoffs, llegar bien en cuanto a nivel de juego y mentalmente óptimo para asumir el riesgo del juego eliminatorio.

El plantel no era malo para nada y rápidamente me di cuenta que contaba con grandes personas y profesionales. Ya eso era un ingrediente para como es uno en buscar mejoría en cada día de trabajo.

Mi diagnóstico fue terminante en la visión de sus extranjeros y nacionales. Los primeros no eran para ser complementos de acuerdo a los nacionales que tenía, es por eso que lo que ajusté como prioridad fue buscar un 4 que abriera el campo con tiro exterior (Rodney Elliot), luego buscar un apoyo en el pivote bajo que además nos diera juego (Alston). Fue así que vinieron, a fines de diciembre y principio de enero.

Los nacionales me gustaban, su trabajo en cada práctica en la mayoría era al 101% (ejemplo Martina) y por eso no dudé en seguir con ellos y dar opciones de titularidad a los bases con Titarelli primero y Brussino luego. Más tarde se unió al puesto Ingles.

Todos y en diferentes momentos me dieron cosas hasta este último partido contra Argentino.

A partir de ahí marcamos un estilo y buscamos que con las cualidades de los extranjeros, los espacios quedaran en beneficio de los nacionales.

El tema fue que Rodney vino fuera de forma física y Alston con las dudas de muchos que estaba ya gastado.

La experiencia me hizo esperar a Elliott, ya que quizá en otras épocas el primer fin de semana lo hubiera mandado a Ezeiza. Con Alston no, solo había que regularlo, no entrenarlo al estilo “Huevo”, respetar su edad, complementarlo con Martina en minutos de juego y aprovechar su sabiduría dentro y fuera, con el balón y sin él. ¡Un manual Palo!

Fue así como siguió creciendo el equipo y a pesar de gran record (terminamos con 15 ganados sobre 29) no pudimos zafar de la Permanencia, pero sí lograr cada fin de semana ser totalmente competitivos, respetados y serios con enorme actitud en cada juego.

El toque de calidad lo dio O´Bannon, que demostró ser nuestro jugador líder en ofensiva y la última bola siempre descansó en él.

Llegamos a ilusionarnos en estar 12º y a los pocos días llegamos a preocuparnos y a ver todo negro por la derrota en Paraná contra Sionista.

Siempre traté de decirles la verdad. Me escucharon y ejecutaron un plan que fue creciendo en las 105 prácticas realizadas en casi 4 meses de trabajo.

La Liga por suerte nos dio la posibilidad de saber que si jugabas bien ganabas y si lo hacías mal perdías. La localía había que acentuarla con juego, no solo con gritos…

Llegó la serie con Argentino y traté siempre de explicarles como es el sistema de playoffs. Que eviten escuchar cosas como “le ganamos 3- 1 acordarte ehhhhh, “lo barremos 3-0” o “el primer juego es el más importante” Todo VERSO.

Cada partido se programa, se gana o se pierde, luego al siguiente se estudia, se ajusta y se juega y así sucesivamente. Todo puede pasar en básquetbol.

Hemos ganado y tuvimos cierres con suerte, además, algo que durante mi etapa no habñia ocurrido, porque perdimos juegos en forma increíble.

Ahora a descansar, pero no sin antes decir nuevamente gracias a mis jugadores, que fueron los que me hicieron sentir feliz en cada día de práctica. Confié en ellos, no CAMBIE A NADIE y traté de enseñarles todo lo que podía en técnica individual, que aprendan a leer el juego y que entrenen su concentración ya desde muy jóvenes, como Brussino y Vega.

La conclusión final es una obviedad, pero vale resaltarla. Cuando uno adquiere una química de juego es muy importante para que todo sea más natural , pero cuando uno convive con GENTE Y PROFESIONALES DE VERDAD la cabeza del entrenador solo está en beneficio del equipo y no puede preocuparse por miserias, celos y egoísmos que jamás llevan a buen puerto.

Gracias.
Huevo Sánchez - Campus de Verano 2019
Campus de Verano 2019
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados